Vuelcos y Defectos

Cuando los fabricantes de automóviles anteponen sus ganancias a la seguridad del consumidor, su codicia puede costar la vida a conductores, pasajeros.

Automovíl VolcadoTodos sabemos que los accidentes ocurren inesperadamente aún al conductor más cuidadoso. Searcy Denney Scarola Barnhart & Shipley, hace una pregunta: Es realmente un accidente cuando los fabricantes de automotores negligentemente ignoran su seguridad manteniendo en secreto defectos que ellos saben que existen y continúan fabricando y vendiendo automóviles, camionetas y otros vehículos defectuosos? - La respuesta es: NO. Nuestra firma no duda en actuar para que esas grandes corporaciones sean responsables por muertes y lesiones sufridos por nuestros clientes y sus familias.

Nadie debería sorprenderse de que en el mundo de hoy, la consideración de los beneficios predomina sobre el respeto por la seguridad en el diseño de un vehículo. Además de la obligación moral de hacer vehículos seguros, los fabricantes tendrían que hacer los automóviles seguros posibles con el logro de obtener un éxito comercial total; pero no es así. Algunos fabricantes de automóviles calculan que el costo potencial de acciones legales es menor que el costo de diseñar vehículos seguros.

Un ejemplo notorio fue el diseño del automóvil Pinto. El tanque de gasolina estaba mal ubicado, frecuentemente explotaba en el acto cuando el vehículo era chocado de atrás. A pesar del número creciente de incidentes de explosión, que frecuentemente resultaban en muerte u horribles heridas para los conductores y pasajeros, Ford uso tácticas dilatorias. La compañía decidió que el costo de modificar su línea de montaje seria mucho mayor que el de “pagar” a las víctimas inocentes del diseño defectuoso del Pinto. El resultado fue una tragedia sin precedentes y acciones legales de proporciones históricas.

En Searcy DenneyScarola Barnhart & Shipley conocemos todos los aspectos de casos que involucran diseño defectuoso e inadecuada resistencia al impacto. Nuestra firma ha representado a la familia de un joven que sufrió severo daño cerebral cuando su camioneta volcó aplastándolo bajo el techo del automóvil. El fabricante - General Motors – sabía que el diseño del vehículo era defectuoso respondiendo a las pruebas de vuelco.

Dos airbags de automovílNuestra firma ha logrado justicia para una familia desvastada por el accidente causado por el vuelco de un Ford Bronco. Este incidente podría haber sido evitado si la compañía Ford hubiera instalado la protección necesaria para evitar el accidente, alterado el diseño del techo del automóvil o advertido a los consumidores del riesgo.

Recientemente, en un intento de exponer este tipo de conducta dilatoria e impedir las muertes y lesiones que pueden causar, la Administración Nacional de Seguridad del Tránsito en Carreteras (NHTSA) lanzó una investigación al fabricante de automotores Toyota por la súbita notificación a los propietarios de más de ocho millones de vehículos basada en “incidentes de aceleración no intencionada y la inhabilidad de los conductores de controlar el vehículo”. Después de diez meses de investigación, en Febrero 2011 la NHTSA concluyó que los modelos en cuestión no tenían defectos electrónicos, pero sí dos serios defectos en el diseño mecánico: un problema era que el mecanismo del acelerador se atrancaba y el otro problema era que el diseño del pedal de aceleración se enganchaba en la alfombra del piso. Los documentos de Toyota muestran que la empresa conocía la existencia de estos defectos. La compañía pagó $33 millones de multa por no informar a NHTSA sobre el problema. Aún así Toyota no hizo nada al respecto hasta que los incidentes de choques se hicieron públicos y los medios de comunicaciones empezaron a divulgar los hechos.

Nuestros abogados tienen la experiencia y el coraje de enfrentarse a los fabricantes de vehículos si usted o un ser querido ha resultado muerto o ha sido lesionado en un vuelco u otro accidente causado por defecto en el diseño de un vehículo.

Por favor complete nuestro Formulario de Contacto o llámenos para programar una consulta confidencial gratuita.

Para Ver Las
Areas de Práctica

Haz Click

Evaluación del Caso Gratis

Por favor llámenos o complete bajo el Formulario de Contacto para saber más de Usted y programar una consulta confidencial gratuita.

(800) 220-7006 | (561) 227-2700