Muchas veces los consumidores se sienten perplejos ante el aumento de la prima del seguro del automotor, cuando no han sido ellos los culpables del accidente. En Florida, hay pautas legales de las que el consumidor debe estar al tanto. Estas pautas están incorporadas en el Estatuto de Florida 626.9541 – Métodos Desleales de Competencia y Prácticas y Actos Desleales o Engañosos.

Es importante aclarar la diferencia entre un aumento general de tarifas y un aumento selectivo a un tenedor de póliza en forma individual. Normalmente las primas de seguros están reguladas por el Departamento de Servicios Financieros de Florida. Cuando se trata de un aumento general de tarifa para todos los tenedores de pólizas hay procesos y procedimientos específicos que las compañías de seguros están obligadas a seguir. En este documento se explica los casos en que una compañía de seguros específicamente recarga la prima de un tenedor de póliza específico debido a un accidente. El Estatuto de Florida 626.9541 no apoya legalmente el recargo de la prima de una póliza sólo porque el asegurado tuvo un accidente; a menos que la compañía de seguro sepa de buena fe, que el asegurado fue substancialmente el responsable del accidente.

Las compañías aseguradoras codifican la responsabilidad en cada accidente con propósitos financieros. Si un tasador erróneamente indica que un asegurado tiene 51% o más de responsabilidad, la compañía puede decidir y tiene el derecho para hacerlo, pagar un reclamo simplemente para evitar una demanda o una costosa batalla legal, sin aumentar la prima del tenedor de la póliza. En el caso que el asegurador decida aplicar un aumento a la póliza, el asegurador, está obligado a notificar al asegurado sobre el recargo. Si el asegurado demuestra que no tuvo responsabilidad en el accidente el asegurado tiene derecho a que se le reembolse el recargo.

A continuación se detallan las condiciones legales y específicas para permitir y exigir el reembolso del recargo:

  • Estacionado legalmente;
  • Reembolsado por, o en nombre de, una persona responsable del accidente o si se tiene un fallo contra esa persona;
  • Chocado de atrás por otro vehículo viajando en la misma dirección y no habiendo sido encontrado culpable de violación de tráfico en movimiento en relación con el accidente.
  • Chocado por un conductor que escapa sin identificarse, si el accidente fue informado a las autoridades correspondientes dentro de las 24 horas de acontecido.
  • No habiendo sido encontrado culpable de violación de tráfico en movimiento; siendo el conductor del otro vehículo involucrado en el accidente el responsable de la infracción.
  • Declarado no responsable del accidente por un tribunal de jurisdicción competente.
  • Recibió una citación de tráfico que no ha sido procesada o dejada sin efecto.
  • No responsable, como se evidencia, por una declaración escrita del asegurado estableciendo hechos que demuestran ausencia de culpa que no son refutados por la información en el expediente que el asegurador usó para determinar que el asegurado era substancialmente responsable.

Estas son circunstancias claras que, si aplicables, son relativamente fáciles de probar. Aún, si las siete primeras condiciones no se cumplen, el asegurado tiene la oportunidad de presentar a la compañía aseguradora una declaración escrita explicando porque no fue substancialmente responsable del accidente.

Usted necesita presentar evidencia para probar que usted sea exceptuado de la responsabilidad del accidente.

Relacionado con accidentes, una compañía de seguros no puede cancelar su póliza por razones del accidente, aún cuando usted fuera culpable por un periodo de tres años; pero si usted tiene frecuentes accidentes, sea su culpa o no, la compañía puede no renovar su póliza.

Con respecto a las multas de tránsito, mientras una infracción de tránsito no-penal no va a ser causa de aumento de su prima o no renovación de su póliza, va a serlo, absolutamente, si tiene dos o más accidentes en un periodo de 18 a 36 meses. En caso de exceso de velocidad 15mph sobre el límite usted deberá pagar una multa en el tribunal como, así también, un aumento de su prima con la compañía de seguros.

Recuerde; maneje con cuidado! De acuerdo a las leyes: el consumidor es responsable de revisar cuidadosamente cada aumento de su prima y determinar si el recargo es correcto. Las compañías de seguros pueden cometer errores cuando determinan porcentajes de responsabilidad con propósitos financieros. Lamentablemente muchos asegurados no tienen el conocimiento suficiente para darse cuenta de que han sufrido un recargo. Ahora que usted es un consumidor educado, no vacile en preguntar a su compañía de seguros y cuestionar cualquier aumento que usted cree es incorrecto.

Finalmente, esté preparado y sepa como presentar los hechos en su defensa de esa forma usted puede prevalecer exitoso en la disputa!

Más de $5 mil millones en veredictos Y acuerdos.