Un film importante para estudiantes de Escuela Secundarias – El impacto de la conducción distraída es demasiado real.

Fri 13 Sep, 2013 | Accidentes Automovilisticos by

En el tiempo que toma leer un mensaje en el teléfono celular, 4.5 segundos, usted está cubriendo la distancia de un campo de fútbol. Éso le ocurrió a un padre joven conduciendo una van en su camino al trabajo. En ese periodo corto de tiempo, él atropello a una familia Amish que viajaba en su carreta tirada por un caballo matando a tres de los ocupantes, incluyendo el niño más joven de la familia.

Las compañías Verizon, T-Mobile y Sprint distribuirán estos 35 minutos de documental en más de 40.000 escuelas en un esfuerzo nacional y con el objeto de causar un impacto en los jóvenes que usan el teléfono celular para enviar  textos mientras conducen.

El mensaje fue creado por el filmador alemán, Werner Herzog. El film titulado “De un segundo al otro” pide a las víctimas que relaten acerca de su conducta antes del accidente. El hombre joven estaba hablando con su esposa, él piensa que estaba leyendo el texto en el momento del accidente. Lo próximo que él recuerda es ver cuerpos inamovibles tirados en la zanja. Él dijo:- Que desearía retroceder ese momento, por el resto de su vida.-

En otro segmento del film un niño de 11 años de edad sostenía la mano de su hermana cuando  él fue chocado por  un conductor, quien estaba usando el teléfono, enviando un texto, cuando se produjo el accidente en Milwaukee. El joven quedó paralizado desde el cuello hacia abajo.

Otro caso es de una mujer; su cuello fue quebrado, el resto del cuerpo herido y su perro murió por el tremendo impacto, cuando un adolescente la chocó, mientras él enviaba un texto usando el  teléfono celular. La mujer solía ocupar un cargo ejecutivo con una compañía y viajaba alrededor del mundo. Ahora ella no puede dejar su casa. Los gastos hospitalarios se sumaron más de un millón de dólares. El seguro de la adolescente  cubrió $50.000 dólares, recibiendo solamente como penalidad los servicios comunitarios por haber causado el accidente.

El estimado de los accidentes de automóviles causados  por el uso del celular cuando se conduce alcanzó la número de 200.000. Una de las causas principales de muertes entre adolescentes son los accidentes automovilísticos y el envío de textos mientras se conduce; ellos  incrementaron  el riesgo a 23 veces. El Secretario de Transportación Sr. Ray LaHood llama al hecho  “una epidemia nacional” declarando que el uso del teléfono, mientras se conduce, presenta más riesgos que el conducir intoxicado.

Un estudio muestra que el 43% de los adolescentes no han recibido el mensaje acerca de enviar textos mientras se conduce. El Centro Médico Cohen de Niños condujo el estudio y fue presentado  en la reunión anual de la Sociedad Académica de Pediatras. Los investigadores buscaron la información en el censo “Conducta Riesgosa de los Jóvenes”, realizado en el año 2011, que involucró a 7833 estudiantes de escuela secundaria. Según los resultados de la investigación se llegó a la conclusión que hay más probabilidades que los  varones usen con más asiduidad el teléfono celular y el envío de textos que las mujeres. Además  los jóvenes mayores mostraron más infracciones. Los resultados muestran que más de la mitad de  los estudiantes eran de 18 años de edad  y el resto de 17 años.

La mayoría de los adolescentes manifestaron que no es común entre los amigos manejar y enviar textos.

Las Leyes que prohíben el manejo y el enviar textos simultáneamente, parecen no tener impacto  por el número que lo hacen; un hábito de conducta riesgosa.

El film Herzog  continúa con algunos  puntos grabados en video por AT&T que llevan un mensaje inquietante. El video es llamado “Ello puede esperar”, el segmento de este video lleva también el mensaje del último texto que el adolescente envío o recibió  antes del accidente. En muchos casos, el texto que  muestra la pantalla fue lo último mandado antes del accidente fatal.

Cualquiera sea el  texto o mensaje, él, realmente, podría haber sido esperado.

Más de $5 mil millones en veredictos Y acuerdos.