Terapias THV aprobadas para los pacientes con un riesgo alto de enfermedades de la válvula aórtica

Wed 30 Jul, 2014 | Misceláneo by

Más de 5 millones de personas sufren de enfermedades de válvula de corazón. Se estima que 1.5 millones de personas tienen estenosis de la válvula aórtica. Muchas personas con este diagnóstico grave están luchando por sus vidas porque las opciones de tratamiento son limitados.

 Hasta ahora el tratamiento único para estenosis de la válvula aórtica era cirugía cardíaca abierta. Es una operación importante. La cirugía abierta de corazón involucra poner al paciente en  una máquina de pulmón y corazón mientras su válvula es reemplazada. Los pacientes muy débiles, que tienen otras condiciones de enfermedades o están físicamente incapacitados de tolerar el procedimiento morirán con toda probabilidad en los próximos dos  años de vida después de que ellos experimentan los primeros síntomas.

Estenosis de la válvula aórtica ocurre cuando depósitos de calcio se acumulan en la abertura y por esa causa el corazón debe trabajar más fuerte con el fin de bombear la sangre. Muy a menudo, pero no ocurre siempre, está relacionada con la edad del paciente y es mortal sin tratamiento. El comienzo de la enfermedad es precedida por condiciones tales como arritmias, paro cardíaco, dolor de pecho, casos de desvanecimiento y fallo del corazón.

Conociendo el  cateterismo de la válvula aórtica la Administración de Alimentos y Drogas ha dado el visto bueno a un par de sistemas THV, permitiendo a los doctores reemplazar las válvulas enfermas del corazón a nivel arterial.

Dr. Jeffrey Shuren del Centro de Dispositivos de FDA y Salud Radiológica escribió en el blog. De FDA lo siguiente: “Estas terapias basadas en catéteres proveen la única terapia efectiva para pacientes que no pueden soportar una operación y es el procedimiento alternativo a la cirugía  abierta de corazón  con pacientes que presentan un gran riesgo para la cirugía.” “Los dos sistemas permiten a los doctores reemplazar la válvula aórtica usando catéteres, de esa forma el paciente se beneficia reduciendo los síntomas de fallo del corazón y mejorar sus chances para sobrevivir.”

Cada una de las terapias es realizada bajo el implante a través de la pierna, aun cuando otras arterias son usadas para llevar el reemplazo de la válvula, dependiendo de la condición del paciente. No es necesario el uso de la máquina  de corazón y pulmón, disminuyendo en forma importante los riesgos asociados con el uso de la misma.

El dispositivo Core Valve, fabricado por  Medtronic, fue el primer dispositivo aprobado que ganó amplia aceptación.  Al comienzo la agencia aprobó el implante, solamente, para pacientes que no soportaban la operación. Actualmente el procedimiento se realiza, también, a pacientes  de alto riesgo. La decisión se llevó a cabo después de corroborar la disminución de casos mortales con un estudio clínico llevado a cabo con 795 participantes, entre ellos los pacientes que mostraban un alto riesgo de esa condición quienes recibieron el producto Core Valve.

El segundo dispositivo accesible fue Sapient XT fabricado por Edwards Lifescience.  Consiste en un balón expandible, el cual  es una actualización aprobada por FDA del previo dispositivo aprobado Sapient. Este dispositivo  está enfocado para  pacientes con enfermedades o problemas arteriales.

Dr. Shuren escribió: “Hay una importante y clara necesidad de esos dispositivos para la salud pública. Con la disponibilidad adicional de dos sistemas THV, los doctores son capaces, ahora, de tratar una amplia gama de pacientes con severas y estenosis aórtica sintomática. Ellos podrán elegir cual es el procedimiento o dispositivo más adecuado para cada individuo  basado en las características únicas individuales, las restricciones anatómicas, los riesgos del procedimiento del implante, características de los dispositivos, beneficio total de los perfiles de riesgo.  Después de todo, los pacientes son el centro de todo lo que hacemos.”

Más de $5 mil millones en veredictos Y acuerdos.