¡No inhale!

Mon 16 Mar, 2015 | Misceláneo by

Los pesticidas contienen químicos venenosos mientras los desodorantes de ambientes están ligados con  contaminantes

 

De acuerdo a la Comisión de Seguridad de Productos al Consumidor más de 33 millones de americanos son lesionados anualmente por productos comunes usados en el hogar, resultando una pesadilla personal que suma más de $800 billones de dólares en su costo.

Los magnetos son los líderes, los cuales al caerse del refrigerador los niños juegan con ellos y se los tragan rápidamente, causando ahogos o daños en los intestinos.

Hay otros peligros menos tangibles que pueden causar accidentes o daños corporales y muchos de ellos son ignorados en el uso común del hogar.

“Los científicos se han dado cuenta que los químicos contenidos en una amplia variedad de productos usados diariamente pueden llegar a ser más tóxicos que lo que se creía anteriormente. Nosotros no podemos descontar cuales son los químicos que han hecho más fácil nuestras vidas pero la Agencia de Protección del Medio Ambiente en Estados Unidos concluyó, recientemente, que el aire de adentro de los hogares está más contaminado que el aire libre  afuera de ellos.” Así lo establece en el artículo HowStuffWorks.com.

El aire interno de las casas ha llegado a preocupar por dos razones: 1) la innovación tecnológica de los productos nuevos para matar insectos, incluyendo las polillas comedoras de pullovers, dejan en  nuestros hogares un aroma de lluvia primaveral. 2) el hecho que los americanos pasan 90% de sus vidas adentro de sus hogares suma los riesgos de salud por el uso común de los insecticidas y los desodorantes de ambientes.

La Agencia de Protección del Medio Ambiente advierte: “En los últimos años un número importante de evidencia científica ha indicado que el aire adentro de los hogares y edificios puede ser seriamente contaminado más que el aire libre de afuera, aún en las ciudades más industrializadas.” “Además las personas que han sido expuestas al aire contaminado interno, que pasan períodos muy largos encerrados son, generalmente, las personas más susceptibles a los efectos de la contaminación interna. Esos grupos son los jóvenes, las personas de edad, los enfermos crónicos y especialmente aquellos que sufren de enfermedades respiratorias y vasculares.”

El trabajo de EPA es probar los químicos nuevos, incluyendo los pesticidas y los desodorantes de ambientes antes que lleguen al mercado. Ahora requiere que los fabricantes incluyan los niveles de contaminación en sus etiquetas de esa forma los consumidores saben el tipo de veneno o contaminante que ellos están comprando.

A continuación algunos consejos para el uso de los pesticidas:

  1. Ventilación. Ventilación. Ventilación. Fumigar lugares cerrados resolverá el problema de las cucarachas, pero antes de que usted y su familia retornen a su casa, abra las puertas y ventanas e permita que el aire fresco entre en su casa.
  2. Consulte con el profesional de control de pesticidas y pregunte cuales son los productos recomendables para rociar su casa.
  3. Si usted hace el trabajo en su casa, tratando con los pesticidas, productos comprados en un negocio, guárdelos en  un lugar seguro, con temperatura adecuada e inaccesible al alcance de los niños y animales. Lea todas las instrucciones antes de usarlos.
  4. Nunca arroje los pesticidas en las tuberías ni tampoco en el inodoro.
  5. Con respecto a la naftalina, el peligro aumenta cuando las esferas de  cristal blanco se encogen en bolas pequeñas del tamaño de un poroto y emiten gases. Los consumidores deberían evitar la inhalación directa de los vapores. Evitar el uso de la naftalina y optar por el uso de listones de maderas de cedro. Finalmente, lave toda la ropa que ha sido guardada con naftalina antes de usarla.

Según el Consejo de Defensa de Recursos Nacionales  en su publicación del año 2007 dio a conocer que el rociar el baño o la cocina con un desodorante de ambiente, de aroma dulce no lo hará a usted enfermarse, inmediatamente, pero podría afectarlo si el área carece de la ventilación apropiada. Dichos productos contienen elementos químicos llamados folatos, que interrumpen la función hormonal.

Más de $5 billiones de dólares en veredictos y acuerdos.