Las guarderías infantiles en el hogar pueden presentar serios riesgos a los bebés

Mon 27 Apr, 2015 | Misceláneo by

No permita que su niño llegue a  ser parte de una estadística.

Cada año un estimado de 2.000 niños mueren como resultado de un accidente hogareño. Otros 3.5 millones de niños terminan en la sala de emergencia del hospital por la misma razón. Tales estadísticas,  sorprendentes, deberían hacer que la seguridad de los niños sea la prioridad más importante para los padres.

Las muertes y lesiones son causadas por muchas razones desde quemaduras en la cocina hasta caídas de la escalera. Los culpables son los hogos en las bañeras y envenenamiento  en el garaje. La guardería infantil, un lugar de paz y tranquilidad, puede también presentar peligros. Consideración atenta y pensamientos serios deberían ser parte del proceso cuando usted está preparando la habitación  en la cual usted traerá al bebé.

El artículo de la publicación: “La guardería infantil segura” dice:” Diseñando la guardería de sus sueños no es, solamente, elegir el tema agradable y los colores de pintura. Si bien es fácil estar envuelto en la parte divertida usted necesita el mismo tiempo y dedicación para hacerla segura. Todo debería reunir y/o exceder los estándares establecidas por la seguridad gubernamental, los cuales prohíben los modelos de cunas con los lados movibles y requieren que todo el mecanismo tenga los dispositivos de seguridad para evitar que se aflojen, previniendo que se desenganchen.

No coloque la cuna cerca de la ventana donde el niño puede alcanzar las cadenas o correas de las mismas, las cuales traen un riesgo de estrangulamiento u oportunidad de subirse a la ventana y saltar a través del tejido protector de la ventana.

Resista en colocar frazadas, almohadas y juguetes rellenos de trapo  en la orilla de la cuna mientras el bebé está durmiendo. Las tres presentan un peligro de sofocación.

Cubra las tomas de corrientes eléctricas con tapas de seguridad.

Invierta en las puertas de seguridad para bebés atornilladas a los marcos de las puertas y no la que se sostienen con un cordón tensionado.

Evite de usar las tablas para cambiar los bebés. Guarde el talco de bebé, lociones, la gelatina con base de alcohol y otros suplementos en un cajón o estantería fuera del alcance del bebé. Según los reportes de la Asociación Americana del Centro de Control de Veneno: “La ingestión de productos cosméticos y de cuidado personal es el veneno más común y más peligroso que usted puede pensar para niños menores de 6 años.”

Instale una alarma de incendio afuera de la guardería y equipe la habitación con una escalera de escape si se encuentra localizada en el segundo piso o más alto.

Los juguetes deberían ser mantenidos en contenedores abiertos, sin tapas, las cuales podrían cerrarse provocando lesiones en las manos y cabezas.

Un estimado de 262.300 niños fueron  atendidos en el año 2011, en las salas de emergencia por lesiones provocadas por los juguetes. Ello significa  718 niños cada día. Más de un tercio de esos niños tenían 4 años de edad o menos.

Las precauciones de los juguetes significan:

  • Leer las etiquetas y asegurarse que es para la edad apropiada.
  • Inspeccionar las partes pequeñas o piezas que podrían presentar un peligro de ahogo.
  • Los padres deberían prestar atención a los llamados por fallas de los productos.

Más de $5 mil millones en veredictos Y acuerdos.