Skip to Content

La mayoría de los vehículos llamados a reparación no han sido reparados

Wed 15 Apr, 2015 | Misceláneas by

Cada día el abogado Terry Harris sale con su automóvil Honda Civic 2002, el cual tiene 150.000 millas y ha sido llamado para varias reparaciones por defectos que han sido considerados peligrosos por los reguladores de la seguridad.

Dos son las bolsas de aire que pueden explotar arrojando partículas metálicas adentro de la cabina. Otro problema es arreglar  los cables eléctricos que pueden llegar apagar las luces inesperadamente.

Harris dice: “Yo pienso que trabaja todo en mi favor. Yo no pienso que es urgente. Si alguna vez tengo que llevar el auto a la agencia de automóviles entonces lo haré reparar. No está en mis prioridades de hacerlo ahora.”

Los fabricantes de automóviles llamaron para reparaciones necesarias a 60 millones de vehículos en Estados Unidos, durante este año, duplicando el record establecido la década anterior.

De acuerdo a los estimados más de 35 millones de estos vehículos no han sido reparados, aun cuando tienen defectos que han sido vinculados con casos de fatalidades múltiples.

El diputado David Friedman de la Administración de Seguridad Nacional del Tráfico en la Carreteras dijo: “Cualquier vehículo que no ha sido reparado es un riesgo.”

GM ha reparado un poco más del 60% de casi 2millones de automóviles viejos equipados con el contacto eléctrico  de ignición defectuoso relacionado con 42 muertes. Ello, deja la suma de 700.000 automóviles sin reparar en las rutas de Estados Unidos.  En cualquier minuto el contacto eléctrico de ignición se apaga y el conductor puede perder el control de su automóvil.-

Éste no es el único problema de muerte potencial. Honda, Toyota, Nissan, BMW, Ford, Chrysler y otras marcas  llamaron cerca de 14 millones de vehículos para ser reparados por tener las bolsas de aire inflables TAKATA defectuosas. En un accidente las bolsas de aire pueden explotar y disparar fragmentos metálicos adentro de la cabina del auto.

El problema está relacionado, por lo menos, con cinco muertes. Según el director ejecutivo del Centro de Seguridad del Automóvil, Clarence Ditlow, se han reparado, solamente, el 40% de automóviles durante este año. Ella dijo: “No hay ninguna duda que alguien va a morir.”

En el comienzo de este año fallecieron dos mujeres, Lara Gass y Brittany Alfaron, en dos accidentes separados. Sus familias sospechan que las dos murieron por la causa de los contactos eléctricos defectuosos que pueden causar la pérdida de control en los automóviles GM. Ambas estaban manejando automóviles que habían sido llamados para ser reparados. La parte que debía ser reemplazada en el automóvil de la señorita Lara Gass, no estaba disponible. Por otro lado Alfareno intentó sin éxito que la agencia automovilística reparara el vehículo, según lo manifestó su familia.

Friedman dijo que los fabricantes de automóviles no pueden, siempre, obtener inmediatamente las partes necesarias para las reparaciones de los automóviles. Por lo tanto el porcentaje de reparaciones se retrasa por varios obstáculos. El problema se incrementa cuando los autos son  viejos.

Los contactos eléctricos GM defectuosos vienen en todos los modelos de automóviles de los años  2003 al 2011. Ellos no están más en producción.

Friedman dijo que los fabricantes y los suplidores de partes necesitan obtener las partes reemplazables en forma más rápida.

El 70% de automóviles sacados del mercado por reparación, son reparados en los 18 meses que el programa es anunciado. NHTSA no supervisa el porcentaje de reparaciones después de pasado un tiempo considerable.

Los automóviles de los últimos modelos  tienen un porcentaje más elevado en reparación porque los dueños llevan sus vehículos a las agencias vendedoras de automóviles para su servicio. Estas agencias revisan,  usando la identificación numérica del vehículo, si tienen un llamado a reparación. Los fabricantes reembolsan a las agencias de reparaciones por este servicio.

Algunos vehículos no son reparados porque el dueño decide que su auto no tiene problemas y no quieren tomare el tiempo para ello. Otros nunca saben  del llamado a reparación.

Friedman pregunta: “¿Cómo usted alcanza a todas esas personas quienes no tienen el lenguaje Inglés como lenguaje nativo, quienes no tienen Facebook ni tampoco Twitter? Nosotros debemos pensar en publicitar, acerca de los llamados para reparaciones necesarias, en la misma forma que los fabricantes venden sus automóviles.”

Eso es lo que GM está tratando de hacer. Los fabricantes están manejando ahora los escándalos mayores de la historia de los automóviles y están siendo investigados por el Departamento de Justicia, el Congreso y NHTSA por no haber llamado, tempranamente,  para  realizar las reparaciones necesarias  de los automóviles que tenían el problema del contacto eléctrico defectuoso.

Sacando en conclusión por lo acontecido a Toyota, al comienzo de este año, que debió pagar una multa federal de $1.2billones de dólares, GM pagará, probablemente una penalidad elevada, similar. GM, ya, ha establecido un fondo de compensación para pagar cientos de millones de dólares a quienes fueron lesionados en accidentes o a los sobrevivientes de aquellos que murieron.

Ryndee Carney, la portavoz de GM dijo: “Nosotros hemos usado todos los medios de comunicaciones posibles para tratar de motivar a las personas para que traigan  sus vehículos.”

Primero se usaron los métodos tradicionales: publicidad por correo, llamados telefónicos y comunicación del vendedor con sus clientes. También se usó la cobertura informativa intensa, incluyendo las audiencias del Congreso y los anuncios de NHTSA.

Carney dijo: “Más del 99% de las personas de Estados Unidos eran conscientes del llamado de retiro del mercado pero todavía nosotros no teníamos tantas personas como nosotros queríamos que vinieran para reparar sus automóviles.”

GM entregó el problema al equipo publicitario, los cuales trataron de investigar por qué los clientes no respondían.

Muchos eran el  tercer, cuarto y hasta el quinto dueños de los automóviles, cualquiera relación con el servicio de reparaciones del concesionario original se había perdido con los dueños anteriores.

Carney dijo: “Muchos dueños no sabían que ellos podían obtener un vehículo prestado durante el servicio y ellos no podía renunciar al uso de su automóvil ni por un día. Los dueños más ancianos se mostraban confundidos con los llamados a reparación. Probablemente, no habían  partes disponibles cuando ellos contactaron al servicio y ellos no sabían que podían haber tratado nuevamente.”

GM estableció un centro de llamados con 72 agentes para contactar los dueños de los automóviles que no habían sido reparados. Ellos estaban concentrados, principalmente, en Los Ángeles, Houston, Dallas, Chicago y Nueva York. GM trajo agentes bilingües debido al porcentaje elevado de vehículos no reparados cuyos dueños eran hispanos.

Los fabricantes de automóviles trataron de atraer a los dueños jóvenes para hacer reparar sus vehículos,  entregando una tarjeta de regalo de $25 dólares, canjeable en siete cadenas de ventas nacionales. Este programa continuó hasta Enero. Diez mil personas tomaron ventaja del programa.

En Dallas, GM ofreció  tickets gratis al Festival del Estado de Texas y transportación doble vía hacia los sitios de reparación. Logrando la reparación de 700 vehículos más.

En Los Ángeles GM trató el mismo programa; ofreciendo tickets gratis al Auto Show de L.A. el último mes, logrando reparar menos de 200 vehículos.

Carney dijo: “El fabricante trató de llegar a las personas a través de datos masivos, con la firma de mercadeo Acxiom, Tustin. La firma combinó los nombres y números de registraciones de los automóviles no reparados. Acxiom usó la información para publicar mensajes a los dueños de cómo tener el vehículo reparado en las páginas individuales de Facebook o mientras ellos estaban jugando el juego Candy Crush Saga o Words with Friends.”

Friedman dijo: “De esta forma GM alcanzó obtener el 60% de los automóviles reparados en un término de nueve meses, fue uno de los porcentajes más elevados entre los llamados a reparaciones en ese tiempo. Todos los fabricantes de automóviles deberían adoptar este programa.”

Ditlow dijo: “Otras estrategias podrían lograr que los automóviles sean reparados con más rapidez.

El departamento de Estado de motores y Vehículos debería trabajar en conjunto con NHTSA federal notificando a los oficiales estatales en el momento de la registración si  el automóvil tiene un llamado de reparación no realizado. Entonces, ellos podrían requerir la reparación del vehículo.

 Además, las compañías de seguro podrían buscar en la historia del vehículo cuando se compra o renueva la cobertura, pidiendo a los dueños hacer las reparaciones.

Requiriendo a los vendedores de automóviles nuevos y usados que cualquier llamado por reparación debería estar realizado antes de la venta del vehículo. Sacar de las carreteras los automóviles defectuosos.”

“Toda cosa pequeña ayuda.” Dijo Ditlow.

Más de $5 billiones de dólares en veredictos y acuerdos.

Scroll to Top