FAA quiere que los pilotos se sometan a una evaluación obligatoria de apnea de sueño

Tue 17 Dec, 2013 | Misceláneo by

¿Es fácil volar un avión? ¿Volar un avión es cómo manejar un automóvil? Una vez que usted aprende volar un avión, debe ser muy parecido a conducir un automóvil.  ¿No es así?

Usted está equivocado. Yo he estado aprendiendo a volar por el término de los últimos meses y yo le puedo decir que hay varias diferencias. Sin no ser, la más importante, los autos no andan a 3.000, 5.000, o 30.000 pies de altura. El volar un avión me ha dado una mejor apreciación sobre lo que es seguridad y como las cosas que no pueden afectar sobre suelo firme pueden tener un gran impacto en el aire. La seguridad es el factor uno de importancia para los pilotos;  es una preocupación constante tanto en el momento de decolar como cuando se está en el aire volando.

La Administración  Federal de Aviación (FAA) quería saber la razón por la cual en el año 2008 dos pilotos a bordo del jet regional Bombardier en Hawai sobrevolaron el punto de destinación más allá de 26 millas y perdieron comunicación por 18 minutos. Después que el avión aterrizó sin problemas, se determinó que los pilotos, por falta de sueño se habían quedado dormidos durante el vuelo. El capitán fue diagnosticado  con una condición severa de apnea de sueño.

Apnea de sueño o dificultad de dormir es una condición que se presenta cuando los pasajes respiratorios están obstruidos durante el sueño. Como resultado una persona puede estar cansada durante el día y  exhibe pensamientos confusos. Ellos tienen, también,  un  riesgo elevado  de ataque repentino de corazón.

La obesidad está considerada como un factor líder de apnea de sueño. Cuando  FAA investigó y averiguó sobre otros cinco incidentes que envolvían a pilotos quienes sufrían de apnea de sueño durante el tiempo de vuelo, la agencia FAA llegó a la conclusión que la condición apnea de sueño había sido  infra- diagnosticada.

Ahora FAA está  en acción. La agencia federal ha anunciado planes que requieren especiales estudios a los pilotos quienes están con sobrepeso u obesos y que tienen problemas de apnea de sueño. El personal que trabaja en la torres de tráfico aéreo estará incluido y deberá someterse también a tratamientos que deben cumplir antes de retornar al trabajo.

Según los reportes del Wall Street Journal hay 600.000 pilotos certificados en Estados Unidos y de esa cantidad la mitad son pilotos comerciales. En el año 2011, FAA expresó preocupación acerca de 125.000 pilotos obesos, 20% del total de los pilotos y 25% de los pilotos comerciales aproximadamente.  Estos individuos deberán ser orientados a un programa de exámenes médicos regulares llevados a cabo por los miembros de la junta de especialistas certificados de sueño.

Primeramente deberán someterse a un estudio del índice de masa corporal o BMI el cual mide el índice de obesidad. Los pilotos y los controladores de tráfico con un índice BMI, arriba de 40, serán sometidos

a un análisis que determinará si ellos sufren de apnea de sueño. Simplemente como referencia a BMI el índice 40 se aplicará al individuo de 5 pies 11 pulgadas de altura, quien pesa 285 libras, según los reportes dados por CNN del Instituto Nacional de Salud. Para BMI con índice 30 o más arriba es considerado una persona obesa.

En respuesta la Asociación de dueños y pilotos de aviones (AOPA)se pregunta si algún accidente de las líneas comerciales o aviones privados ha sido alguna vez relacionado con la condición de apnea de sueño. AOPA ha estado buscando por un par de años las causas de falta de sueño, cansancio o apnea de sueño. Aunque yo pienso,  que todos estamos de acuerdo, que los pilotos deberían reconocer a la fatiga como un riesgo elevado y no deberían volar si ellos se sienten fatigados. Lo mismo sea dicho para los conductores de camiones comerciales,  ingenieros de trenes y  conductores de ómnibus. Además, se podría argumentar, que un médico con BMI arriba de 40 y con una condición de apnea de sueño debería ser prohibido de operar en la sala de cirugía como también practicar su profesión.

FAA soporta otras agencias federales en la identificación del problema. La Junta Nacional de Seguridad de Transportación requiere que los conductores de los camiones remolcadores sean sometidos a los estudios de apnea de sueño. El tratamiento puede incluir el uso de la máquina C-PAP que mantiene las vías respiratorias abiertas durante el sueño.

La implementación por ahora, parece onerosa. Si hay un piloto privado que tiene BMI más arriba de 40 FAA se considera que esa persona debe someterse a un análisis de sueño de lo contrario será suspendido. A lo mejor, FAA debería considerar la diferencia entre pilotos comerciales y privados requiriendo en caso de pilotos privados con un índice BMI arriba de 40, sin síntomas adicionales, deben ser sometidos a una certificación médica más frecuente. Con respecto a los pilotos comerciales sin excepción, si no existe ningún síntoma adicional, hay alguna sabiduría convincente, todos los pilotos deberán ser sometidos a un costoso análisis de sueño; su costo  oscila  entre $600.00 a $5.070 dólares.

De acuerdo a NTSB el 9 % de los accidentes de camiones remolcadores grandes están relacionados con conductores fatigados. No existe ningún record de estadística en FAA sobre accidentes aéreos relacionados con la fatiga debido a apnea de sueño.

Más de $5 mil millones en veredictos Y acuerdos.