Los demandantes Griseth Dejesus, Chanton Harris y Rita Taranto presentaron una demanda en la Corte Estatal de Florida afirmando que ellos fueron lesionados por el implante fabricado por Biomet Inc. y Biomet Orthopedics L.L.C.; quejándose que el ¨Distribuidor actuó como representante local de Biomet con referencia al implante en cuestión, vendiendo, publicitando y distribuyendo los implantes para su propia ganancia.”

Los defensores removieron los casos a la corte federal manifestando que los defensores del distribuidor fueron reunidos, fraudulentamente y que estas demandas fueron transferidas a la Litigación Multi - Distrito (MDL) de Implantes de Cadera Biomet. Los demandantes llenaron la moción de retornar los casos a la Corte Estatal de Florida, donde los distribuidores podían ser sostenidos, estrictamente, responsables por las heridas causadas por el producto defectuoso ante las leyes de Florida.

La Corte MDL declaró: “Contrariamente, a los argumentos de Biomet los demandantes han alegado un elemento de suficiente control para presentar una demanda razonable contra los Distribuidores bajo la ley de Florida.” “Todos, los tres demandantes alegaron sin equivocación, que el Distribuidor colocó los implantes con el objetivo comercial y arregló su venta en los hospitales y doctores.”

La Corte MDL notó: “Fortaleciendo esta conclusión, las cortes de los distritos de Florida han sostenido, consistentemente, que los distribuidores de los dispositivos médicos pueden ser, estrictamente, responsables por los defectos del producto y han otorgado retornar las mociones sobre la acumulación de objeciones fraudulentas de los defensores.”

El Juez de MDL remitió los casos de regreso a la Corte Estatal de Florida.