El dinero y la política no deben influenciar a nuestras cortes

Fri 14 Sep, 2012 | Misceláneo by

Mi  nombre es Mariano Garcia. Yo soy un abogado de la firma de abogados Searcy Denney.

Hoy, les escribo para informarles acerca de algo que es una completa realidad. Algo  que está sigilosamente y en silencio aconteciendo entre nosotros y antes que nos demos cuenta, nuestro gran Estado de Florida habrá  cambiado para siempre.

La gente que fundó nuestro país y esos quienes escribieron la constitución de estaban temerosos que una facción de personas, ganando demasiado poder,  pudiera  controlar nuestro gobierno y el destino de nuestros ciudadanos.

Por lo tanto, nuestra constitución se fundamenta en lo que nosotros llamamos el “balance del poder”.  Esa estructura está allí para tratar de prevenir  que un  único grupo gane exclusivo poder sobre nuestro gobierno.

Como ustedes se pueden imaginar, hay aquellos que quieren y desean tener ese equilibrio anulado y tener poder exclusivo.

Por lo tanto:  ¿Qué es lo previene este poder sin balance?  Hay factores y balances establecidos en la constitución que permiten, por ejemplo, a la Legislatura pasar una ley, pero la rama ejecutiva…el presidente o el gobernador por ejemplo…veta la ley o firma la ley.  La rama judicial es entonces el balance final de todo. La corte Suprema y los tribunales inferiores están en su lugar para asegurar que las leyes cumplen con la constitución y con sus bien establecidos precedentes.

En Florida nosotros no elegimos nuestros jueces de la corte suprema. Ellos son elegidos por el gobernador y mantienen su cargo por seis años antes que ellos deban aparecer ante los votantes para afrontar lo que es conocido como: “mérito de retención” o “merit retention” en Ingles. Esto permite a los votantes decidir si un determinado juez se le permite permanecer en el cargo o no debería permanecer en él. Tradicionalmente los votantes retienen en el cargo a los jueces de la suprema corte si ellos han servido fielmente, no han cometido ningún crimen  y tiene buen carácter moral.

Los jueces de la corte suprema  no pueden postularse para cargos como lo hacen los políticos. Ellos no están permitidos discutir por qué ellos han tomado ciertas decisiones y no pueden hablar de casos futuros. La mayoría de los jueces se sienten indecorosos en postularse  para la campaña como lo hacen los políticos por la legislatura o por gobernador. Política no tiene ningún lugar dentro del sistema judicial.

¿Por Qué?

Permítanos mirar a: -¿“Qué pasa si”?- ¿Qué pasa si los políticos están permitidos a influenciar sobre las resoluciones de casos políticos tal como el caso Brown vs el Departamento de Educación? En ese caso la corte suprema de Estados Unidos emitió, en ese momento, una decisión que no era popular en la mayoría de los círculos políticos. La corte suprema de Estados Unidos decidió que la segregación escolar entre blancos y negros no podía continuar y que no  podía haber escuelas separadas para estudiantes blancos y para estudiantes negros.

Como yo dije, esa decisión no era popular en ese tiempo. Si los  políticos  habían jugado una parte en la decisión de la corte, Brown vs el Departamento de Educación, ellos podían haber tomado una decisión completamente diferente. Imaginen si los partidos políticos fueran capaces de tener influencia en los derechos  constitucionales de las personas; a beneficio de sus propias ganancias.

Esto es lo que está pasando en Florida mientras nosotros hablamos. Los intereses especiales de una campaña política están removiendo tres prominentes and muy competentes jueces de la corte suprema  de Florida.

¿Por qué? ¿Son los jueces incompetentes? No, los tres jueces son Juez Bárbara Pariente, Juez Fred Lewis y Juez Peggy Quince. Estos tres jueces son los más competentes, éticos y considerados jueces, que han ocupado sus cargos en la corte suprema.

Por lo tanto:- ¿Por qué estos grupos con intereses especiales como: “Restore Justice 2012”, el “Tea Party” y el partido Republicano y ultra-conservativos, quieren convencer a la mayoría de los votantes; no retener estos jueces?-

Se trata de poder e influencia. Es simple. Si estos muy calificados jueces son removidos de la corte, Rick Scott, Republicano y miembro del “Tea Party”, será permitido nombrar tres de sus seguidores a ocupar esos cargos.  Esto aseguraría para el partido del señor Scott, un único partido político, tendría control de cada rama del gobierno de Florida.  Las ramas del poder ejecutivo, el legislativo y el judicial  serían controladas por el partido Republicano y el Tea Party.

Lo importante es que no tiene importancia si usted es Republicano, Demócrata o Independiente. Un poder sin balance lastima a cada ciudadano. Eso es exactamente lo que nuestros  padres fundadores no querían que sucediera.

Cuando usted va a las urnas en Noviembre, yo lo aliento a leer acerca los jueces Pariente, Lewis y Quince. Edúquese usted mismo acerca de sus capacidades y acerca de sus caracteres. Yo tengo confianza que usted decidirá que ellos deberían ser retenidos en la corte suprema de Justicia de nuestro estado de Florida.

No permita que la propaganda producida por intereses especiales y soportada por una importante suma de dinero, cambie sus ideas.

Sin nada más, llámeme, yo me sentiría feliz de contestar honestamente sus preguntas y mi firma puede proveerle toda fuente de información acerca de las distintas maneras que usted puede ayudar para evitar que el poder sin balance no ocurra y asegurar que el dinero y la  política no influencien inapropiadamente a nuestras cortes.

Gracias.  Cordialmente, Mariano Garcia.  561-227-2700.

Más de $5 billiones de dólares en veredictos y acuerdos.