Skip to Content

Desaparecen los Records de Escuelas privadas

Tue 19 Feb, 2013 | Misceláneas by

Hay muy poca supervisión  en la industria de escuelas privadas en el estado de Florida. Una vez que ellas abren y funcionan, ellas se comportan, efectivamente, como apartadas en una isla.

Ellas no están sujetas bajo ningunas pruebas ni evaluaciones. Las escuelas privadas no son escuelas con licencias, ni aprobadas ni reguladas por el Departamento de Educación del estado de la Florida.

Cuando las escuelas privadas cierran sus puertas ¿Qué ocurre con los records? Particularmente con los records de  graduación. Algunas veces nadie sabe y ellas desaparecen simplemente. Esto puede llegar a ser un problema importante para las personas que buscan trabajo y necesitan probar la validez de sus diplomas de la escuela secundaria y los transcriptos de la misma.

 Jeffrey Noble, averiguó, en la forma más difícil, que la falta de regulaciones puede tener repercusiones personales muy serias; así lo dio ha conocimiento el diario.

El señor Noble se graduó de  The Edison Russell School. Una escuela privada de Palm Beach Garden. La escuela cerró sus puertas  en el año 2005. ¿Qué ocurrió con los records de todos aquellos que se graduaron en The Edison Rusell School? Buena pregunta. Los records han desaparecido, aparentemente, en el aire.

¿Qué ocurre a todos esos jóvenes graduados quienes se graduaron de una escuela privada sin licencia y que cierra sus puertas sin proveer sus records, voluntariamente, al estado. Ellos, los estudiantes, deberán aplicar y obtener, probablemente, su General Education DevelopmentDiploma (GED).

Los padres de los alumnos que están atendiendo escuelas privadas deben guardar los diplomas y obtener los transcriptos de sus hijos que concurren a escuelas privadas. Jóvenes adultos graduados de escuelas privadas: el mismo consejo.

Imagínese después de 12 años de la graduación, su empleador le dice que no puede encontrar las evidencias o pruebas de su graduación porque la escuela privada que usted atendió cerró su negocio.

Más de $5 billiones de dólares en veredictos y acuerdos.

Scroll to Top