Skip to Content

DERECHO DE VOTO DE LAS MUJERES

Mon 14 Sep, 2020 | Misceláneas by

El Movimiento del Sufragio tomó lugar hace 100 años para Desplegarse Antes y Después de la Guerra Civil de América.

Las primeras señales de la búsqueda para la igualdad de sexos se reveló en los centros de votación, por sí mismo, más de 40 años antes de los disparos de artillería Confederada del Fuerte Sumter, en Carolina del Sur. Esos destellos, como la historia los mencionaría, encendieron la Guerra Civil.

Mientras los temas raciales estaban en la lucha y prevalecieron desde los años 1861 al 1865, los temas hombre versus mujer fueron el corazón del movimiento del sufragio que duró desde 1820 al 1920 y culminó con la aprobación de la Enmienda 19º.

“El derecho de los ciudadanos de los  Estados Unidos para votar no debe ser negado o reducido por los Estados Unidos y por ningún Estado en relación de sexo. El Congreso tendrá el poder para forzar este artículo con la legislación apropiada.”

Esas palabras, como la historia las mencionaría, nuevamente, dio la habilidad y el derecho, a la mitad de la raza humana de votar en el Día de la Elección.

Según, el artículo en History.com “La Enmienda 19º marcó el tiempo de la Lucha para Todas las Mujeres al Derecho de Voto.” Más de 20 naciones, alrededor del mundo, dieron a las mujeres el derecho de voto, con 15 estados más que la mitad de ellos en el Oeste.” “Para el tiempo que la batalla final de la ratificación de la Enmienda 19º llegó a Nashville, Tennessee, en el verano de 1972, habían pasado 72 años desde, la primera convención de los derechos de las mujeres en Seneca Falls, Nueva York.”

Los votantes habían marchado en masa, habiendo sido arrestados por votar ilegalmente y habiendo hecho demostraciones afuera de la Casa Blanca, yendo a huelgas de hambre y soportando golpes brutales en la prisión; todo en favor al derecho de voto de la Mujer Americana.

La ratificación de la enmienda por la Legislatura de Tennessee ocurrió con un empate de los votos de los representantes de los estados, quienes, si no fuera por las cartas de sus madres rezando por la causa, habrían, probablemente, votado lo contrario.

El comentario en AARP titulado: “¿Por Qué el Derecho de Voto de la Mujeres es Importante 100 Años Después?”: “Para los historiadores y defensores de los derechos de voto, el aniversario de 100º años de la Enmienda 19º, es una oportunidad para reflexionar sobre los triunfos y faltas del movimiento del sufragio, en su total, como también sobre los desafíos del derecho al voto que persiste hoy en día.” “En ese tiempo …los votantes activistas arriesgaron no, solamente,  arresto y prisión por su participación, sino también la oposición del gobierno establecido, el público en general (incluyendo mujeres en contra del sufragio) y los líderes de las industrias quienes, temían que el sufragio de las mujeres presentaría una legislación que era mala para el negocio, como represión del trabajo infantil.

Tan merecida y esperada, la victoria resultó en una reforma.

Collen Shogan, vicepresidente de la Comisión Centenal del Sufragio de las Mujeres dijo en su comentario: “Más personas ganaron el derecho al voto con la Enmienda 19º que con cualquiera de los otros cambios hechos en la Constitución o en los estatutos.” “Es realmente, un momento increíble para la historia Americana que muchas personas no conocen demasiado, excepto, probablemente, una oración o dos.”

Los promotoras del sufragio incluyeron a Elizabeth Cady Stanton, quien organizó la reunión de Seneca Falls, Lucrecia Mott, quien defendió el movimiento contra la esclavitud y los derechos de las mujeres, Mary Ann McClintock, quien con Mott organizó la Sociedad Femenina de Filadelfia contra la Esclavitud y Martha Coffin Pelhalm Wright, hermana de Mott. Jane Hunt una activista Quaker y un miembro de la familia McClintock, ayudó organizar la convención, también.

Otro artículo sobre el sufragio de las mujeres en History.com declara: “La campaña para el sufragio de las mujeres comenzó en serio en las décadas antes de la Guerra Civil. Durante los años 1820 al 1830, la mayoría de los estados había extendido la franquicia a todos los hombres blancos, sin importar cuanto dinero o propiedades ellos tenían.’. “Al mismo tiempo, toda clase de grupo de reformas fueron proliferando a través de Estados Unidos (ligas antialcohólicas, movimientos religiosos, sociedades con reformas morales, organizaciones contra la esclavitud) y en muchas de estas organizaciones las mujeres jugaron un rol importante. Mientras muchas mujeres Americanas estaban comenzando estar en contra de lo que los historiadores llamaron “Culto de la Verdadera Feminidad”; la idea de que, solamente, la mujer “verdadera” era una piadosa, esposa sumisa y madre preocupada, exclusivamente, de su hogar y de su familia. Poniendo todo junto, ésto contribuyó a una forma nueva de pensar acerca de lo que significa ser una mujer y una ciudadana de los Estados Unidos.

La nueva manera de pensar, penetró en la sociedad moderna y llegó a ser una evidencia con la Marcha de las Mujeres, en Washington y la nominación de Kamala Harris como la primer mujer de color para ocupar un cargo de vice-presidente.  En América, con la cercanía de lo que se describe, como la más importante elección en la historia, las mujeres como los hombres, deberían regocijarse en celebración de tal importante evento.

Scroll to Top