¿Cuándo los Defensores al Cuidado de la Salud Quieren ser Acusados de Mala Práctica?

Wed 3 Feb, 2016 | Mala Práctica Médica by

La mayoría de los casos de lesiones o de muerte injusta contra los hospitales e instituciones al cuidado de la salud y  médicos son gobernados por los procedimientos del Estatuto de Florida 776, conocido también como Acto de Mala Práctica. Este Acto es altamente especializado y técnico para las demandas de mala práctica con un corto plazo de limitaciones de tan sólo dos años. Los lesionados por los profesionales médicos deberían buscar  consejo de un abogado especializado en litigación de mala práctica. Es muy importante para un abogado de saber cuándo una demanda potencial contra un médico profesional  no cae bajo el acto de  mala práctica y no es bloqueado, en ningún momento, por el estatuto de limitaciones.

Una opinión reciente de la Corte de Apelación del Distrito 1° de Tallahassee en el caso de Jane Doe versus Baptist Primary Care, caso N° 1D15-696  (14 de Octubre de 2015) demostró su importancia. Allí, Jane Doe (cuya identidad se mantuvo en forma confidencial en los records de la corte) fue diagnosticada con HIV, en el año 2006. Ella mantuvo  esa información en forma privada debido a la creencia asociada con infección.

En Octubre de 2007, cuando su esposo tenía un trabajo nuevo, Doe llamó al Baptist Primary Care para pedir una referencia para ser atendida por un doctor con el que ella estuviera cubierta en el plan médico. Una empleada del Baptist Primary Care, asignada al proceso de referencias dio a conocer a su novio la condición HIV de Doe, quien trabajaba en la misma compañía del esposo de Doe. Se intentó sacar a Jane Doe del plan médico de la compañía y como el esposo se negó, fue despedido.

 A continuación Jane Doe demandó al Baptist Primary Care por negligencia de poner su condición física a conocimiento de los compañeros de trabajo de su esposo, causándole a ella  un stress emocional.

La defensa buscó el retiro de la demanda no por los méritos del caso, pero en lugar porque las alegaciones se centralizaron  en el cuidado médico de la mujer, por lo tanto, cayó bajo el  Acto de Mala Práctica. La demanda de Doe fue eliminada como reclamo de mala práctica bajo la aplicación del estatuto de limitaciones. Sin sorpresa, la defensa hizo este argumento, los abogados defensores discuten los casos, a menudo, para ser litigados bajo las leyes de mala práctica, aun cuando el estatuto de limitaciones no es la razón. Por eso las demandas de mala práctica son más complejas para el demandante y están  acompañadas por un incremento importante  de costos debido al uso mandatorio de testigos expertos.

 El Demandante afirmó que la demanda era una demanda de negligencia general y debería ser permitida para proceder siguiendo la teoría que los proveedores al cuidado de la salud pueden ser demandados por  negligencia general cuando las alegaciones de negligencia no envuelven el cuidado y tratamiento médico.

Afortunadamente, para el Demandante los jueces de apelación encontraron que la demanda de Doe se inició no por el diagnóstico médico, tratamiento o cuidado, sino por una negligencia simple. Recomendaron que el caso sea retornado al tribunal de primera instancia para proceder en sus méritos.

Más de $5 mil millones en veredictos Y acuerdos.