Alerta de FDA sobre el Morcelador eléctrico

Thu 2 Jul, 2015 | Mala Práctica Médica, Medicinas Peligrosas y Productos Defectuosos, Productos Peligrosos by

La mayoría de las mujeres desarrollarán fibromas uterinos en algún momento de su vida. Los fibromas son comunes y afectan a la mitad o más dela mitad de las mujeres durante sus años de reproducción. La mayoría de las mujeres no son conscientes que los tienen, pero otras mujeres pueden experimentar los síntomas de anemia, dolores de cabeza, hemorragias entre los períodos, constipación, orinación frecuente, presión en la pelvis, períodos prolongados y densos. Ellos pueden causar infertilidad o abortos.

El uso del Morcelador laparoscópico eléctrico es uno de las varios tratamientos disponibles para tratar los fibromas. Es un procedimiento en el  que se usa el dispositivo médico para dividir los tejidos intrauterinos en pedazos o fragmentos pequeños, por lo tanto ellos pueden ser removidos del útero a través de una incisión pequeña hecha en el abdomen.

La Administración de Estados Unidos de Alimentos y Drogas desanima el uso del Morcelador laparoscópico eléctrico para remover el útero (histerectomía) o fibromas uterinos (miomectomía) en mujeres; basado en el análisis de la información actual, al usar el dispositivo médico existe el riesgo de desparramar el tejido sospechoso de cáncer.

Típicamente, los fibromas son detectados a través de un examen de pelvis, tal como una radiografía computarizada o M.R.I.

Un número de opciones para tratamientos adicionales están disponibles para las mujeres que tienen fibromas uterinos sintomáticos, incluyendo la cirugía tradicional de histerectomía y miomectomía, histerectomía laparoscópica y miomectomía sin el uso del morcelador; como también otras opciones sin cirugías.

La cirugía de ultra sonido no invasiva puede ser usada para calentar y destruir un fibroma sin dañar el útero. Un fibroma puede ser destruido al inyectar partículas pequeñas en las arterias del útero para cortar el abastecimiento de sangre.

Si usted está considerando el tratamiento para fibromas, su doctor debería contestar algunas preguntas importantes como:

  • ¿Cuál es la naturaleza del problema?
  • ¿Cuán necesario es tratarlo?
  • ¿Qué procedimientos son conocidos de ser efectivos?
  • ¿Cuáles son los riesgos y beneficios de cada procedimiento?
  • ¿Cuál es el procedimiento que usted recomienda?
  • ¿Cuánto tiempo de experiencia usted tiene con el procedimiento que recomienda?
  • ¿Cuáles son las posibles complicaciones?
  • ¿Cuán a menudo ocurren las complicaciones?

De hecho, cada vez que su doctor recomienda cualquier clase de tratamiento, especialmente de cirugía invasiva, ésas son las preguntas que se deben hacer. Las decisiones que usted toma, considerando las respuestas de su doctor, pueden salvarle la vida.

Más de $5 billiones de dólares en veredictos y acuerdos.