Skip to Content

Acuerdos a puertas cerradas y habitaciones llenas de humo – Los ejecutivos de las Compañías de Tabaco añoran los tiempos buenos del pasado.

Thu 16 Jul, 2015 | Medicinas Peligrosas y Productos Defectuosos, Productos Peligrosos by

¿Deberíamos nosotros sentirnos molestos que los ejecutivos de los fabricantes de la segunda marca de cigarrillos en América tienen la esperanza de retornar a “los tiempos buenos del pasado” de las Compañías de Tabaco?

Susan Cameron, ejecutiva de Reynolds American  – subsidiaria de la Compañía de Tabaco  R.J.Reynolds – se encuentra con ánimo de celebración por su liderazgo en la  reciente adquisición de la Fábrica de Cigarrillos Lorillac Inc. (fabricantes de Newport) por la suma de 25 billones. Dicha adquisición fortalecerá  la posición de R.J.R., posicionada detrás del Grupo Altria (fabricante de Philip Morris,  la marcas Malboro y Light Malboro) en el mercado de cigarrillos en Estados Unidos.

Por sus comentarios recientes, ella parece sentirse con un ánimo nostálgico.  Este país debería sentirse temeroso cuando la cabeza de los fabricantes de cigarrillos añora por el retorno de “los tiempos buenos del pasado antes de todos los cambios” y no siente inhibición ni remordimiento de dar a conocer, públicamente, su objetivo.

Consideremos algunos de las ideas importantes de los tiempos buenos del pasado, entre las cuales incluye un acuerdo entre las compañías de cigarrillos de mantener en secreto del público, por el término de 50 años, sobre el peligro interno que representaba el hábito de fumar:

  • Dirigiendo y despertando, intencionalmente, la tentación de fumar a los jóvenes. El ejecutivo de J. Reynolds,  Claude Teague en 1973 dijo: Si nuestra Compañía  está destinada a “sobrevivir y prosperar por un tiempo largo, nosotros debemos  obtener nuestra parte del mercado de los jóvenes.” Otro ejemplo del departamento de mercadeo de R.J.Reynolds en 1973 expuso: “Muchos fabricantes han estudiado el mercado de los jóvenes de 14 a 20 años de edad con la esperanza de descubrir el secreto de la popularidad instantánea que algunas marcas disfrutan. Creando un engaño en este mercado se pueden obtener grandes beneficios.”
  • Diseñando los cigarrillos que atraigan, intencionalmente, a los “jóvenes fumadores.” El ejecutivo de J. Reynolds, Claude Teague en l973 dijo:”Nosotros necesitamos que las nuevas marcas estén diseñadas especialmente para atraer al joven fumador. Nosotros hemos buscado, con cierta extensión, que cualidad e imagen debería tener la nueva marca orientada para el mercado juvenil. 1) un nivel de nicotina moderado…para asegurar una absorción lenta.”
  • No teniendo problema de destruir la información de los archivos de investigación para ganar las demandas. El departamento legal de J.Reynolds en 1969 expuso: “Nosotros no predestinamos ninguna dificultad en el evento de decidir que ciertos reportes de investigación sean removidos de nuestros archivos. Una vez que sea aclarado, que tal acción es necesaria para tener una defensa exitosa en nuestras demandas presentes y futuras, nosotros removeremos, prontamente, todos esos reportes de nuestros archivos.”
  •  Usando aditivos e ingredientes para manipular los niveles de nicotina en los cigarrillos. El ejecutivo de Brown & Williamson de la Compañía de Tabaco en 1963 dijo: “El nivel de nicotina de los cigarrillos B&W no fue obtenido, ciertamente, por accidente…Yo pienso que nosotros podemos decir, aun ahora, que nosotros regulamos y dirigimos con precisión los niveles de nicotina y azúcar en casi todos y cualquiera de los niveles deseados que se podrían requerir.”

Por lo menos tomaría días o bien semanas para detallar todas las cosas diabólicas que la Grandes Compañías de Tabaco hicieron en esos días y que la Señora Cameron desea revivir. Numerosos libros han sido publicados mencionado esta situación. Durante algunos juicios contra la industria, en 1990 con la conocida acción Engle y con las declaraciones judiciales que el Departamento de Justicia tomó durante varios meses en el año 2000 se pudieron comunicar, adecuadamente, cómo las Grandes Compañías de Tabaco estaban comprometidas. Más tarde, a través de la conducta detallada de las industrias en el siglo 20th.; un jurado y un juez enteramente informados, encontraron, respectivamente, que las Grandes Compañías de Tabaco, habían cometido fraude (Engle), (entre otras violaciones legales y morales) y habían ideado y ejecutado un plan para defraudar a los consumidores y consumidores potenciales (D.O.J.)

Mientras la Señora Cameron podría tener la esperanza de retornar al apogeo de las industrias, el resto de nosotros deberíamos temer esos viejos tiempos durante los cuales; por la conducta de los fabricantes de cigarrillos y como resultado del uso de los mismos, condujeron a las enfermedades y  mortalidad actual.

Según las estadísticas actuales:

  • Más de 20 millones de muertes prematuras pueden ser atribuidas por fumar cigarrillos.
  • Mueren 480.000 personas cada año en Estados Unidos por enfermedades relacionadas con fumar cigarrillos; 1300 personas mueren cada día.
  • Aproximadamente 16 millones de personas en Estados Unidos sufren de enfermedades relacionadas con fumar.

Para poner en contexto el número último de cuántas personas enfermas por fumar cigarrillos existen en Estados Unidos, hay 180 países en el mundo que tienen una población total de menos de 16 millones de personas.

Más de $5 billiones de dólares en veredictos y acuerdos.

Scroll to Top