Una Legislación Rápida Aparece Atacar la Enmienda #7

La reforma en series ha llegado a ser un tema de “papas calientes”, cuando nuevamente una serie de proyectos de leyes han sido lanzados a través de la Cámara de Representantes que afecta a los derechos de las personas heridas o lesionadas por productos defectuosos, mala práctica médica, instituciones al cuidado de ancianos u otra negligencia.

Uno de los proyectos de ley, “Fairness” en la ley de litigación de demandas colectivas de 2017, ha sido aprobada por la Cámara de Representantes y se dirige al Senado. El proyecto de ley H.R. 985, como fue llamada, previene, totalmente, a las víctimas de drogas malas, fraude al consumidor, dispositivos médicos defectuosos, bolsas de aire Takata y otros similares, de participar en los casos de demandas colectivas.

Otro proyecto llamado “Acceso Protegido al Cuidado de la Salud” de 2017 o H.R. 1215 hace lo contrario a lo que su título propone:

  •  Gobierna a los estados cuando una demanda debe ser presentada en una demanda por daños.
  •  El proyecto quita una compensación razonable a la persona que presenta una demanda por productos defectuosos.
  •  Permite a los demandados pagarle a usted, por cualquier daño que usted pueda colectar, hasta la suma de $50.000 dólares, dicha suma es pagada en un tiempo extendido que llega a alcanzar desde varios años hasta décadas.

Con H.R. 1215 el Gobierno Federal dice a los estados y a los ciudadanos cuáles serían nuestros derechos cuando somos lesionados por otros.

Hay más. El proyecto de ley “Protección a la Parte Inocente” o H.R. 725, fue aprobada, también, por la Cámara de Representantes y se dirige al Senado. Ella trasladaría ciertas demandas de las cortes estatales a las cortes federales, presentando una desventaja a aquellos que buscan justicia. Puede tomar años remover un caso del sistema de la corte federal como también se incrementarán los costos al hacerlo. Ha llegado a ser un motivo de preocupación para los consumidores que la Cámara de Comercio de Estados Unidos apoye la ley.

Otro proyecto de ley que ha sido aprobado por la Cámara de Representantes y se dirige al Senado es la Ley de Reducción de Abuso de la Demanda o H.R. 720, 2017.  Su requerimiento incluye la sanción de los abogados que representan a sus clientes cuyas demandas han sido consideradas no meritorias por el cual la Asociación Americana de Abogados discute que es innecesario por el Reglamento #11 de los Reglamentos Federales de Procedimiento Civil. ABA marca dos tópicos importantes acerca de la legislación propuesta: “No hay evidencia empírica que el Reglamento   # 11 es inadecuado y necesita ser modificado. Hay un riesgo substancial que los cambios propuestos impedirían la administración de justicia al apoyar una litigación adicional, incrementar los costos y retrasos.” Si este proyecto de ley es aprobado las cortes estarán plagadas con demandados presentando juicios frívolos, alargando el proceso de litigación y produciendo más dinero para los abogados defensores.

Thomas Susman, director de la oficina de asuntos gubernamentales ABA expone en su carta de cuatro páginas al presidente del Comité Judicial representante republicano Bob Goodlatte: “Nuestro objetivo en oponernos a la promulgación de H.R. 720 no es sofocar el discurso sobre las cuestiones subrayadas. Mientras nosotros no creemos que el Reglamento # 11 requiere cambios, nosotros respetamos que algunos miembros de Congreso tienen la preocupación profunda de que los juicios frívolos afecten adversamente la administración de justicia y creen que sus preocupaciones y soluciones propuestas merecen una completa y fuerte examinación. La mejor forma de lograr ésto es referirlo a Ley de Reglamentos Establecidos por el Congreso. Esto asegurará su estudio y desarrollo basado en la evidencia de cualquier propuesta que envuelve cambios de los Reglamentos Federales.”

Los hechos reales soportan que los juicios frívolos ocurren raramente. Ésos que han sido presentados está bien atendidos a través de las leyes y estatutos que penalizan severamente los juicios sin méritos. Nuevas leyes no son necesarias.

Todo lo mencionado anteriormente apunta un esfuerzo mayúsculo para invocar la reforma de agravios en serie cuando no es necesaria. Los proponentes creen que la reforma de agravios en serie frenará la práctica de los abogados celosos buscando forrar sus bolsillos cazando los negocios billonarios. Esas teorías han sido vencidas una y otra vez.

El Director Ejecutivo del Centro de Justicia y Democracia de la Escuela de Leyes de Nueva York Joanne Doroshow apunta: “Ninguno de los cuatro proyectos de leyes que tratan de reacondicionar la forma que las cortes operan han recibido una audiencia en el Congreso.” Ella agrega en el Washington Post: “Estos cuatro proyectos de ley, todos juntos, excluirían a las grandes corporaciones y a la industria al cuidado de la salud por cualquier clase de daño que ellos pudieran causar a toda la gente.” Agregando, además: “La ausencia de audiencia no tiene precedente.”