De acuerdo a un proyecto de ley pendiente en la Cámara de Representantes las demandas colectivas son malas para usted y la litigación multi – distrito no es su amiga. HR 985 es un ejemplo de nuestros legisladores actuando con ignorancia o con esfuerzo de compensar a los contribuyentes, como lo son las grandes corporaciones y las compañías de seguro.

 Si yo hago dispositivos con la intención de ser instalados en seres humanos por razones médicas, el estándar del cuidado para su fabricación requiere un alto grado de cuidado por razones obvias. Yo estoy haciendo una ganancia con un dispositivo que puede, con esperanza, ayudar al tratamiento de personas lesionadas o pacientes enfermos. Todo ello es una buena acción.

 Si yo comienzo a fabricar los dispositivos con un grado de material inferior porque puedo reducir el costo de fabricación, pero venderlos a un costo más elevado del que yo lo había hecho, usted espera que la competición ayudará a controlar el precio. Pero, la patente de mi dispositivo impedirá a los competidores hacer la de ellos y yo tengo muchos años para colectar las ganancias. Todavía, no es algo malo, pero es capitalismo.

Si el material inferior que yo decidí usar para reducir el costo de la fabricación del dispositivo hace a las personas enfermas qué es lo que se necesita hacer.

Éste, es un caso perfecto para el cual se llama a las demandas colectivas o litigación de multi – distrito. ¿Por qué?: 

  • Un número importante de personas habrán sido lesionadas o muertas por la decisión de usar un material inferior para la fabricación del dispositivo.
  • La evidencia requerida para probar que los materiales usados eran de inferior calidad y el dispositivo era defectuoso será lo mismo para todos.
  • La evidencia requerida para probar que el dispositivo causó lesiones o muertes será los mismo o similar a todos.

El método más efectivo para atender estos tipos de casos no es forzando a 1000 personas presentar juicios individuales, yendo a través de gastos extraordinarios de descubrimiento en cada uno o extender la capacidad de la corte en atender, individualmente, los 1000 casos.

El Congreso, con su sabiduría infinita, cree que los consumidores deberían sentirse mejor si el Congreso pasa lo que ellos llaman “2017 Ley Justa para Litigación de Demandas Colectivas.”

Para cualquier opinión, esta ley cerrará las puertas de la corte a los consumidores.

Como resultado, los costos de los seguros de salud se elevarán, se incrementarán las demandas de desempleo y las demandas por incapacidad en Medicare y el Seguro Social, desde que las personas deberán buscar los pagos de los costos de salud, salarios perdidos y compensación por las incapacidades causadas por la parte negligente.

Esta ley es mala e innecesaria y sin ningún punto de vista “justa”.