El médico y el trabajador al cuidado de la salud, agotados, es un peligro.

Está estimado que 350 doctores en los Estados Unidos cometen suicidio cada año, grosamente, un doctor por día.

Los errores médicos están seriamente en incremento causando lesiones severas a los pacientes.

El cuidado de la salud y el costo de los seguros se incrementan.

¿Por qué? La respuesta es el agotamiento médico.

El agotamiento médico afecta al 50 por ciento de los doctores en el país. Entre los años 2011 y 2014, las últimas estadísticas disponibles, el agotamiento médico se incrementó un nueve por ciento.

De cuerdo a la Academia Nacional de Medicina en sus papeles de discusión titulados: “Agotamiento Entre los Profesionales al Cuidado de la Salud: Un Llamado para Explorar y Dirigir está Amenaza Poco Reconocida para Salvar la Alta Calidad del Cuidado.”: “Los médicos trabajando en las especialidades en las líneas principales al cuidado de la salud (ejemplos: medicina de emergencia, medicina familiar, medicinal general interna, neurología) están expuestos al mayor riesgo de agotamiento. “El agotamiento se duplica, con prevalencia, entre los médicos más que entre los trabajadores de Estados Unidos después de controlar las horas de trabajo y otros factores. También, varios estudios han encontrado una alta prevalencia de agotamiento y depresión entre los estudiantes y residentes, con riesgos más elevados, que entre  los individuos de edad similar, practicando otras profesiones.”

La tragedia está tomando un lugar terrible en la mortalidad de los doctores, por sus propias manos. La mórbida ironía es que los doctores tienen menos chances de sucumbir en cáncer, ataque de corazón o ataque cerebrales, primeramente, por su conocimiento de la importancia de un diagnóstico temprano, pero tienen más chance de sucumbir en una enfermedad altamente tratable. La tragedia está tomando un lugar terrible en los pacientes que se convierten en las víctimas de la mayoría de los errores médicos. Un estudio nuevo de la Clínica de Mayo muestra que la fatiga emocional, mental y física de ser un doctor conduce a errores costosos y críticos. En ese estudio los autores concluyeron:

“Este estudio sugiere que el agotamiento, el pobre bienestar y la calidad baja de la seguridad en la unidad de trabajo están asociados, independientemente, con el incremento en la mayoría de los más recientes, errores médicos raros percibidos entre los doctores de Estados Unidos. Se necesita un acercamiento multa-facetado para reducir los errores médicos, incluyendo las intervenciones para mejorar la infraestructura en la unidad de seguridad del paciente como también, el nivel del sistema de intervenciones; combatiendo el agotamiento médico y promoviendo el bienestar.”

Según, el acuerdo titulado: “Agotamiento Médico, Bienestar y Grados de Seguridad en la Unidad de Trabajo en Relación a los Errores Médicos Reportados” dice: “El agotamiento está reconocido como unos de los peligros comunes entre los profesionales al cuidado de la salud.” La incidencia del agotamiento médico está estimado de ser más…que 50%, fatiga excesiva está reportada por un 45% y el grado de suicidio es 3 a 5 más alto que en la población en general.” Esta condición ha conducido a o contribuido a los eventos concernientes a la seguridad del paciente y los errores médicos. La mayoría de los estudios que evalúan el agotamiento del profesional al cuidado de la salud y la calidad del cuidado han encontrado una relación invertida, aunque este resultado no es universal. En la Clínica Mayo encontraron, en el período de tres mese, 691 errores médicos asociados al agotamiento médico. De esos, más del 20 % resultaron en lesiones traumáticas del paciente o muerte.

El bienestar pobre del médico (ejemplo: fatiga, depresión, calidad pobre de vida) ha sido asociado con la reducción de la seguridad del paciente, muchas veces, pero no en todos los estudios. La mayoría de los estudios han sido estudios de observación de encuesta sectorial; teniendo un entendimiento diferente entre la dirección dual futura de la conexión entre el bienestar del médico y la seguridad del paciente, que permanecen en sus comienzos.

Mientras, mucha más investigación se necesita, el tiempo de acción es ahora. Los pacientes no deberían ser lesionados ó peor, por errores médicos que pueden ser prevenidos.

Este estudio sugiere que el agotamiento, el bienestar pobre y el estándar bajo de seguridad de la unidad de trabajo están asociados, independientemente, con el incremento de casos recientes percibidos por la mayoría de los errores médicos en los Estados Unidos.

La facilidad establecida en Minnesota, Rochester es una de los pioneros en el esfuerzos de seguridad, estableciendo el Programa de Bienestar Médico en el año 2007. El programa está dedicado a la “salud diaria y bienestar; cada empleado debe ir a través de las clases y realizarlas.”

El sitio electrónico lo describe: “Definiendo la prevalencia, causas y consecuencias del agotamiento del médico durante el transcurso de su carrera y desarrollado con la evidencia basada en las intervenciones para mejorar la vida laboral del médico y el cuidado que proveen a los pacientes.”

Stanford Medicine lanzó un programa de salud y bienestar para los empleados en el año 2017 y contrató un director de salud para dirigir el programa. Doctor Tai Shanafelt, hematólogo, oncólogo y director asociado de la escuela de medicina de la Universidad de Stanford, está en cargo de atender los casos de los doctores que confrontan gran cantidad de papeles de oficina, mantenimiento de los records y la atención de un gran número de pacientes;  todo ello conduce a interminables horas de trabajo.

Shanafelt dijo a Kaiser Health News en un artículo titulado: “El director de Stanford Wellness Enfocado en Prevenir el Agotamiento Médico”: “Hay necesidades de lograr una cultura superior acerca de la vulnerabilidad y soporte entre cada uno, en las demandas del trabajo”. “Nosotros necesitamos, también, entender los desafíos únicos y las demandas en cada especialidad. Un cirujano y un radiólogo tienen diferentes trabajos. Por ejemplo, los médicos de emergencia, están expuestos a altos riesgos de agotamiento para satisfacer las demandas de su trabajo. Con excepción que, nosotros como profesionales tengamos un diálogo, más amplio, acerca del agotamiento, todas las cosas que nosotros hacemos en el entrenamiento tendrán un impacto limitado.  Al minuto que un doctor nuevo comienza su práctica, ellos miran la conducta de sus colegas con más experiencia y ellos van a adoptar, inmediatamente, esa conducta.’