Educación de Opioides

La Administración de Alimentos y Drogas de Estados Unidos (FDA) se movió, cautelosamente, para frenar la crisis de opioides al aprobar el cambio de como las drogas recetadas están etiquetadas.

Adelantando, tales medicinas deben tener una advertencia que incluye la Evaluación de Riesgo del Analgésico Opioide y Estrategia de Mitigación (REMS), una iniciativa para enseñar a los pacientes y proveedores acerca de los peligros del uso de las sustancias adictivas.

Un artículo titulado: “FDA Aprueba una Etiqueta Nueva en las Drogas de Opioides” en el sitio electrónico de ConsumerSafety.org expresa: “La estrategia motivará a los proveedores para participar en el programa educativo asegurando que ellos están administrando, con seguridad, los opioides a los pacientes para tratar el dolor agudo como, también, aconsejando a los pacientes la forma segura de tomarlos, almacenarlos y eliminarlos.

REMS, el cual desde 2012 ha aplicado los opioides de liberación prolongada y acción prolongada, ahora aplica los opioides de liberación inmediata tales como la codeína, fentanil, morfina y oxicodon, entre otros, los cuales está considerados en el tope de los medicamentos asesinos de drogas abusadas. La última estadística disponible del año 2017 mostró que los opioides están relacionados con más 72.000 muertes.

De acuerdo, al artículo en el sitio electrónico ConsumerSafety.org: “El cambio viene con una necesidad de defensa contra la epidemia de opioides, tanto como un 30% de incremento de abuso de opioides fue reportado en Estados Unidos desde julio del 2016 hasta septiembre del 2017.”  “Aunque, el opioide es efectivo para el tratamiento de ambos, dolor agudo y dolor crónico, no es un secreto que el uso del opioide viene con serias y algunas veces fatales consecuencias, adversas al beneficio de sus usuarios. Además, de los efectos físicos como nausea y vómito, los individuos pueden experimentar cambios de conducta, depresión, ataques de pánico, síntomas de abstinencia más severos y problemas que durarán por el resto de sus vidas.”

La iniciativa de REMS es motivar, meramente, a los proveedores para completar un programa de entrenamiento sobre opioides que las compañías deben tener disponibles. Pero, el comunicado nuevo de FDA hace mandatorio el entrenamiento, que podría ser agregado, al protocolo nuevo del etiquetado, en el futuro.

El comunicado nuevo titulado: ”FDA toma pasos importantes para asegurar una forma apropiada y racional para las recetas de opioides, a través de la aprobación final de medidas gubernamentales nuevas de seguridad para el uso de las medicinas analgésicas de opioides de liberación inmediata”: “ No hay un requerimiento federal obligatorio para que los doctores o proveedores al cuidado de la salud tomen y completen el entrenamiento proveído por REMS como requisito previo antes de recetar las medicinas analgésicas de opioides a los pacientes.” “Sin embargo, el Comité de Política Orientada de Opioides del FDA continúa considerando si existen circunstancias cuando la agencia debería requerir una educación obligatoria de los proveedores al cuidado de la salud y como la agencia debería alcanzar su objetivo.”

Motivando a los proveedores al cuidado de la salud de completar el programa de entrenamiento sobre opioides, la advertencia los motiva a “aconsejar a los pacientes y a los proveedores al cuidado de la salud, con cada prescripción, sobre el uso seguro, riesgos serios, almacenamiento y eliminación de la medicina”. Como también: “Enfatizar la lectura de la Guía Médica, cada vez que la misma es proveída por el farmacéutico.”

Como parte de los “Cinco Puntos de Estrategia para Combatir la Crisis de Opioides el Departamento de Salud y Servicios de Estados Unidos” dice: “ FDA permanece cometida a atacar, en todos los frentes,  a la crisis nacional de adicción de opioide enfocándose, principalmente, en la reducción innecesaria y/o inapropiada exposición de la droga, previniendo su adicción, soportando el tratamiento de ésos, quienes sufren del abuso de su uso; apoyando el desarrollo de terapias nuevas contra el dolor y tomando acción contra ésos, quienes contribuyen a la importación y venta ilegal de los productos de opioides.” El comunicado nuevo dice: “FDA continuará, también, la evaluación de como las drogas son usadas en el mercado de hoy, en ambos, en el campo médico y en el campo ilegal, tomando la acción reglamentaria donde sea necesaria.”

Muy a menudo, el opioide sirve como puerta de entrada de la droga heroína, la sustancia ilícita que es caracterizada como un opioides y es ilegal. El Instituto Nacional de Abuso de la Droga (NIDA) que forma parte del Instituto Nacional de Salud del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, reporta que un 75 por ciento de los usuarios de heroína dijeron que ellos tomaban opioides recetados.

Según la página en el sitio electrónico NIDA: “Sumando, los esfuerzos para prevenir la iniciación del abuso de las recetas de opioides y el uso de la heroína, hay una necesidad importante para identificar y tratar a las personas, quienes han desarrollado una adicción a estas sustancias.” “La vigilancia de los programas de prescripción de la droga son la razón por la cual los estados están identificando los individuos quienes la compran a los doctores. Además, están los esfuerzos para motivar a los cuidadores de la salud de proteger a los pacientes con posibles problemas futuros de adicción. Si bien, la identificación es el primer paso, es crítico proveer evidencia basada en los tratamientos para estos individuos.”