Manufacturing

Un manager de Volkswagen se declaró culpable de conspiración y violación del Acta de Aire Limpio y podría tener siete años de prisión. Un ingeniero de Volkswagen quien acordó testificar en contra del manager de Volkswagen fue sentenciado a tres años en prisión por las mismas felonías. Ambos hombres encontraron su destino en la corte federal de Detroit.

En Alemania, dos ejecutivos de Volkswagen fueron arrestados por sus roles en Dieselgate, al ocultar las emisiones ilícitas de la importante compañía de automóviles.

Dieselgate envuelve a un montón de actores malos, pero Oliver Schmidt, James Liang, Wolfgang Hatz y Giovani Pamio han traído el escándalo que ha arruinado a más de medio millón de vehículos en Estados Unidos y ésos que los conducen. El escándalo se descubrió en 2015, cuando la Agencia de Protección del Ambiente pescó a Volkswagen instalando un dispositivo escondido en sus motores de 2.0 y 3.0 litros. Un dispositivo escondido es una parte del software que permite que los vehículos pasen un test de emisión aun cuando, estando en la ruta desprenden un nivel de polución más elevado que el permitido legalmente. Dieselgate está vinculado con más de 11 millones de automóviles Audi, Porsche y Volswagen.

Smichdt está señalado como la figura principal del escándalo, trabajando en investigación y desarrollo en la planta de Auburn Hills, Mich. Su rol vinculado con EPA fue decepcionante, según el artículo en Detroit Free Press titulado: “Ejecutivo de Volkswagen se declara culpable del escándalo de emisión.”

El artículo declara: “Por años Schmidt condujo los vehículos Volkswagen a través de la certificación de emisión diciendo que los vehículos de la compañía alcanzaban los estándares regulados.” En su declaración admitía que desde 2015 sabía que los dispositivos instalados en los vehículos diésel de Volkswagen trampeaban las emisiones y que los directores de Volkswagen le dijeron que no diera a conocer esa información durante una reunión establecida con ese propósito.

La compañía de Alemania confronta una tercera felonía (fraude electrónico) que fue anulado durante la petición. El hombre que acordó en testificar contra Schmidt fue identificado, también, como el participante principal en tratar de engañar los esfuerzos gubernamentales en reducir los gases del medio ambiente.

Juez Sean Cox del Distrito de Estados Unidos en el artículo del Detroit Free Press titulado: “Ingeniero de Volkswagen tiene 40 meses en prisión por su rol en el escándalo de diésel” expresa: “Un crimen serio y problemático contra nuestro sistema económico.” Agregando: “Indiscutiblemente, Liang fue un ingeniero brillante y fiel a Volkswagen en este fraude masivo e increible.”

Ambos Liang y Schmidt pagarán penalidades. La penalidad de Schmidt podría llegar a $400.000. Liang es de $200.000.

Hatz trabajó como director de la planta de desarrollo de aplicaciones del motor y es el ejecutivo de más alto jerarquía llevado a custodia, sobre Dieselgate. Su arresto siguió después de Pamio, quien trabajó como principal de termodinámica en Volkswagen para los motores Audi.

Pamio tenía como amigo cercano a Hatz. Ambos trabajaron en Fiat y se integraron a Audi donde Pamio fue, repentinamente, envuelto sobre Dieselgate, después de una demanda de retiro improcedente por el último director del desarrollo del motor diésel, Ulrich Weiss. La revista Forbes en su artículo titulado: “El último director de Volkswagen llevado a custodia sobre Dieselgate.” “Weiss fue suspendido sobre Dieselgate y luego despedido; dio testimonio en las declaraciones preliminares de la demanda existente, implicando a Pamio y posteriormente a Hatz; quien fue detenido.”

Después de dos años, más actores malos emergieron. Sus prácticas comerciales premeditadas y codiciosas, no solamente, arruinaron una compañía conocida por su calidad en los autos europeos y vehículos utilitarios agradables de conducir, sino también, resultaron en el aumento del óxido de nitrógeno dispersado en la atmósfera.  

Abogado Diputado General Sally Yates en una conferencia con NBC News declaró: “El engaño de Volkswagen con los reguladores, convirtió en cómplices involuntarios a más de medio millón de conductores americanos en un asalto sin precedentes de nuestro medio ambiente.”

El acuerdo de Volkswagen llegó a $14.7 millones totalizando ahora $15 millones después de que la compañía tomó $3 millones, en el tercer cuarto de 2017, para mantener su programa de re-compra.

“El último costo agregado podría borrar más de la mitad de las ganancias proyectadas por Volkswagen de $5.3 billones para el tercer cuarto, de acuerdo a los estimados hechos por tres analistas financieros reunidos por Bloomberg”; según el artículo en USA Today titulado: “Volkswagen tomó casi $3 billones en cargos extras para arreglar el escándalo que arruinó los vehículos diésel en Estados Unidos.”

Un poco de buenas noticias: El programa de re-compra, se ha extendido, finalmente, a los miembros militares en ultramar. El Departamento de Defensa, Military AutoSource, ha negociado un intercambio con Volkswagen por cada vehículo, más el 20% de cargo  y una restitución del pago. Stars and Stripes declara: “El acuerdo entre MAS y VW puede facilitar la preocupación de los miembros de servicio y militares afiliados estacionados en Europa.”