El cruce caminando a la escuela es importante.

El verano se terminó y la escuela está en sesión. Aún en Florida, los días se están acortando y las fiestas de otoño se están acercando. Mientras las cosas trascienden desde los días calurosos a los más frescos, los padres deberían tomar las medidas de seguridad que podrían haberse dejado a lado y ahora están de nuevo en la agenda. Unas de esas medidas de seguridad es asegurarse que los niños llegan a la escuela y regresan con cautela.

Ya sea el primer día de jardín de infantes para el pequeño o el último año de escuela secundaria para el joven, los consejos de sentido común deben ser seguidos, por lo tanto, lo peor no sucede.

De acuerdo, el Consejo de Seguridad Nacional en su: “Lista de los Puntos de Seguridad al Regresar a la Escuela” dice: “Es importante recordar y compartir con sus niños algunos consejos importantes que los ayudarán con la seguridad y salud, a lo largo de todo el año.”  “Ya sea si los niños caminan a la escuela o conducen la bicicleta o toman el ómnibus escolar o motoristas alrededor de ellos; es de vital importancia tomar las precauciones adecuadas de seguridad.”

La atención a la dinámica de los alrededores debería existir ya sea caminando, conduciendo una bicicleta, subiéndose al ómnibus o conduciendo a la escuela.

Los peatones deberían permanecer en las veredas todo el tiempo. Si no hay veredas, como ocurre que muchas comunidades no las tienen, camine enfrentando al tráfico que viene. Cruce, solamente, en las intersecciones con los guardianes escolares. Si la esquina no tiene guardián, pare, mire y escuche antes de comenzar a caminar y cruzar.

“Padres practiquen caminando a la escuela con sus niños, cruzando las calles por la vía de cruce cuando está disponible” dice el Consejo de Seguridad Nacional, el cual también aconseja de evitar de caminar cuando se está enviando un texto, cuando se está hablando en el celular o mientras se usan los audífonos.

Los ciclistas deberían ajustarse su casco. No solo, cualquier casco sino un casco seguro y ajustado, adecuadamente. Los ciclistas deberían conocer las reglas de circulación en la ruta, como lo es conduciendo en fila de a uno con el tráfico, sobre el lado derecho de la ruta. En forma similar a los conductores, los ciclistas deben parar en las señales de paro y luces rojas. Cuando cruzan la intersección deberían hacerlo caminando con la bicicleta. Usar las señales de manos para indicar el giro a la izquierda o el giro a la derecha o bajar la velocidad o parar para salvar una vida; como también usar ropa de color luminoso o el chaleco neón.

Los pasajeros de los ómnibus se deberían colocar en una línea, por lo menos, seis pies del punto de llegada del ómnibus, la cual es, usualmente, una curva de esa forma el conductor puede ver sus presencias. Espere a subir hasta que el conductor le diga. Ajuste los cinturones de seguridad, que se encuentren disponibles. Permanezca sentado durante el trayecto. No se levante para salir del ómnibus hasta que el ómnibus pare, completamente. Cuando salga del ómnibus y vaya a cruzar la calle, cruce enfrente del ómnibus, nunca por detrás del vehículo.

Los conductores deben ser, extremadamente, cautelosos de todo porque ellos enfrentan, no solamente, el peligro de tener un accidente sino también, lesionar a otros.

Según el Consejo Nacional de Seguridad: “Muy a menudo, los choques de jóvenes ocurren por su inexperiencia.” Ellos luchan buscando los espacios vacíos en el tráfico, conducen a la velocidad correcta para las condiciones y doblan con seguridad, entre otras cosas. Cuando su joven llega a ser un conductor nuevo, aprenda más acerca de lo que cada padre debe hacer para mantenerlos a salvo.”

Los conductores deben respetar los límites de velocidad, especialmente, en las zonas escolares asegurándose de no bloquear los pasos de cruce y bajar la marcha dando a los peatones el derecho de paso. Si un ómnibus está recogiendo o dejando niños, todo el tráfico debería parar completamente, a un mínimo de 10 pies del ómnibus hasta que el ómnibus reanuda su marcha.

SafeStreetUSA, un vendedor autorizado ADT, expone en su artículo titulado: “Ocho Consejos para la Seguridad de sus Niños Yendo y Viniendo de la Escuela”” “Revise estos consejos con sus niños antes de comenzar el año y como un recordatorio amable durante el transcurso del año.” “Al final del año, usted habrá impartido algunos de los grandes hábitos en sus niños, hábitos que perdurarán a lo largo de sus vidas.”

El artículo expresa: “Donde usted vive y como sus niños van y vienen de la escuela influenciará las clases de medidas de cuidado y seguridad que usted necesitará tomar mientras el año escolar nuevo se desarrolla. Pero, tome esos pasos este año y todos los años para mantener a sus niños a salvo de daño, enseñándoles las maneras de sentido común para que ellos sepan protegerse por sí mismos para ese día temido cuando ellos no están más en la escuela sino en el mundo real por si solos y mayores de edad.”

Nuestra firma ha atendido muchas tragedias terribles resultantes de un viaje simple entre la casa y la escuela. Nosotros nos gustaría ver que todas esas terminan.