Lesiones de Nacimiento

Una lesión suya o una lesión de su bebé pueden convertir el momento más feliz de su vida en el momento más desastroso. Si su obstetra cometió un error, usted tiene el derecho de compensación. El dinero que usted recupera le puede ayudar a recuperar su salud o dar al bebé las mejores oportunidades de recibir tratamiento importante y disfrutar la mejor calidad de vida bajo esas circunstancias.

Searcy Denney tiene 40 años de experiencia y amplios recursos necesarios para obtener el máximo posible de los daños para los pacientes lesionados de Florida. Nosotros representamos, generalmente, a los niños; lo cual requiere una manera especial para proteger sus intereses. Para los niños incapacitados, nosotros aseguramos un acuerdo importante o veredicto sin comprometer los beneficios de la Administración de Ayuda Social. Por ejemplo: Nosotros podemos recomendar un fondo especial para las necesidades y negociar un acuerdo de manera que se pagan los daños, directamente, del fondo.

Parálisis Erb

La parálisis Erb es un tipo de lesión del plexo braquial que causa debilidad, adormecimiento y parálisis de la extremidad afectada. La lesión ocurre durante el parto si el doctor tira al bebé para sacar el brazo presionado contra el canal de nacimiento o tuerce la cabeza a un ángulo extraño. En su forma más leve, el bebé siente dolor como una quemadura. Esta condición atrasa el desarrollo del bebé y restringe el movimiento del brazo. La forma más severa de la lesión del plexo braquial ocurre cuando un nervio se rompe, desprendiéndose de la columna espinal, resultando en una incapacidad permanente y requiriendo extensivas cirugías.

Parálisis Cerebral

La parálisis cerebral es una condición neurológica que ocurre en el útero o durante el parto. Comúnmente, la irrigación sanguínea es interrumpida y causa daño al cerebro afectando el funcionamiento del nervio y la transmisión de los músculos del cuerpo. El tipo más común de parálisis cerebral resulta en tener músculos rígidos y contraídos. Otro tipo resulta de parálisis cerebral resulta en músculos sin tonicidad y espásticos. La parálisis cerebral causa restricciones en movimientos, movimientos descontrolados, sin balance, falta de coordinación e incapacidad de realizar funciones motoras.

Parto con Fórceps

El riesgo del uso del fórceps sobrepasa sus beneficios. Sin embargo, el doctor usa algunas veces este anticuado instrumento en detrimento suyo y del bebé. El instrumento puede causar roturas importantes y pinchaduras en su cuerpo durante el parto, que pueden resultar en incontinencia, dolor y función sexual anormal. El fórceps podría causar, también, fracturas, daño cerebral y heridas al bebé.

Factor de Riesgos y Medidas de Prevención

Las lesiones de nacimiento deberían ser raras si los doctores vigilan, adecuadamente, la salud de la madre y toman las medidas de prevención. Desafortunadamente, los doctores fallan en vigilar la salud de las madres antes y después del parto, no recomendando precauciones importantes para tratar de evitar lesiones a usted y al bebé.

Proveyendo Demandas de Lesiones de Nacimiento

Para la recuperación usted debe proveer todos los elementos de negligencia del obstetra, incluyendo el cuidado de salud obligatorio, no cumplimiento de la obligación profesional, causas y daños. Nuestros abogados actúan, decididamente y efectivamente, para investigar su demanda y reunir la evidencia crucial. Nosotros presentamos los hechos, hábilmente, soportados por la evidencia durante las negociaciones o el juicio.

Aprenda más Acerca de la Negligencia Médica Obstétrica y Lesiones de Nacimiento

En la recuperación por las lesiones causadas a usted o a su bebé durante el parto, Searcy Denney toma su demanda en contingencia y evalúa su caso gratuitamente, por lo tanto, no hay riesgo para usted. Llame a nuestros abogados de mala práctica de Florida para tener una cita, hoy mismo.

Para Ver Las
Areas de Práctica

Haz Click

Evaluación del Caso Gratis

Por favor llámenos o complete bajo el Formulario de Contacto para saber más de Usted y programar una consulta confidencial gratuita.

(800) 220-7006 | (561) 227-2700